VANDA NO SE REPRODUCIRÁ EN LA BAHÍA DE SANTANDER

La hembra de la pareja de águilas pescadoras de la Bahía de Santander no criará ni esta temporada, ni en el futuro, pues todo parece indicar que se trata de un ejemplar mayor.

La evolución de las 4 temporadas de seguimiento de la pareja, parece confirmar esta hipótesis, a la que hemos llegado tras el análisis de los datos obtenidos, consultando mucha bibliografía y contrastando la información con expertos en la especie.

No hemos podido llegar a esta conclusión hasta la fecha, ya que, a simple vista, sin análisis más profundos, es imposible determinar la edad de un ejemplar adulto.

Los acontecimientos se han sucedido como siguen:

En el año 2017 se produjo en la Bahía de Santander un hecho muy importante para la conservación del Águila pescadora en la península ibérica, la formación de la primera pareja en la cornisa cantábrica, desde hacía muchas décadas.

Vanda, así se bautizó a la hembra sin anillar, llegó el último día mayo de 2017, esta fecha hizo pensar que se trataba de un ejemplar en el primer retorno de su zona de invernada y por lo tanto que nos encontrábamos ante una hembra joven, de 2-3 años, en busca de un nuevo territorio.

Pronto se unió con Txuriko (P1) un macho escocés traslocado a la vecina Reserva de la Biosfera de Urdaibai, en 2013 y afincado en la Bahía desde el mes de marzo.

Se creaba así la esperanza de que esta pareja podría llegar a criar en la Bahía de Santander.

En la temporada de 2018, Vanda llegó a finales de abril, fecha un poquito tardía para la cría, se interpretó como inmadurez en su primer retorno, todo acorde con los patrones normales de comportamiento de la especie.

Para los responsables del proyecto fue un paso muy importante, pues se confirmó la formación de una pareja estable en el Norte de España.

Desde entonces, todas las esperanzas estaban puestas en la siguiente temporada, el año 2019, según los cálculos iniciales, la hembra ya tendría 4 años, edad idónea para su primera reproducción.

Este año además ambos ejemplares llegaron durante el mes de marzo, lo que auguró un buen desenlace, sin embargo, no fue así.

A pesar de su comportamiento de pareja, como en temporadas anteriores, construyendo el nido, con aportes de material y peces, y repetidas cópulas, no se produjo la reproducción, aunque pasaron toda la temporada juntos en la Bahía de Santander.

A partir de este momento, los responsables del Proyecto de Recuperación del Águila pescadora, comenzamos a sospechar que algo no marchaba bien, y los esfuerzos se centraron en intentar comprender este anómalo comportamiento.

Entre otras muchas cosas, confirmamos que la media de edad del primer año de cría de las hembras de águila pescadora en Escocia es a los 3 años, (Roy Dennis, com. pers. 2020), o que en zonas donde hay mucha competencia, situación que no se da en nuestro territorio, es entre 4 y 5 años, (H. Armitage, 2011) y (Thibault et al., 2001).

Durante la presente temporada 2020, el confinamiento provocado por el COVID-19 ha creado unas condiciones muy favorables para que se complete el ciclo reproductivo con éxito, dado que no ha existido ninguna molestia en el territorio. Aun así, a estas alturas del año, finales de abril, ya deberían haber hecho la puesta, teniendo en cuenta la fecha de llegada de ambos ejemplares, y tenemos la certeza de que no ha sido así.

Esta situación, unida a lo acontecido hasta la fecha, y las conversaciones mantenidas con expertos como Roy Dennis roydennis.org, nos lleva a pensar que Vanda es una hembra mayor, sin capacidad ya para reproducirse, esto es, un ejemplar de más de 15 años, infértil, que no podrá hacer puesta alguna.

Sentimos el revés que esta noticia supone a muchos amigos y vecinos de Marina de Cudeyo, y de otros lugares del España y Europa que siguen el proyecto de recuperación de la especie, muy ilusionados con la posibilidad de cría de esta pareja.

La naturaleza sigue su curso y estamos seguros de que Vanda nos continuará propiciando muchos buenos momentos, con su presencia en la Bahía, sus lances de pesca, sus vuelos territoriales, su relación con Txuriko… a voluntarios, visitantes y trabajadores del Proyecto.

Nosotros seguiremos trabajando para que las condiciones de vida de las Águilas pescadoras y del resto de las aves de la Bahía de Santander, sean lo más favorables.

OSPREY CENTRE. Bahía de Santander

info@bahiasantander.es

Tel: 630 258 513

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Responder a Pedro Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *